El abuso en la infancia, el maltratato físico psíquico, la infravaloración del yo interno, de un niño por parte de sus padres son síntomas de problemas mentales en el adulto

14.11.2013 13:29

 Psiquiatra Silvano Ariet;describe los factores psicogénicos que conducen al trastorno. El medio familiar y la psicodinámica en la etiología de la psicosis son objeto de escrutinio. Arieti describe la construcción de los mecanismos neuróticos y psicóticos de defensa, la emergencia de la personalidad esquizoide, y la esquizofrenia completamente desarrollada entendida como una lesión alyo interno. Arieti asevera que un estado de extrema ansiedad originado en la temprana infancia produce vulnerabilidad para el resto de la vida del individuo.

Una característica del Homo sapiens es su prolongada infancia con su consecuente larga dependencia de adultos. Según Arieti, “esa es la base de la psicodinámica de la esquizofrenia”, una aseveración que aparece también en escritores posteriores sobre el abuso infantil como los de Alice Miller y Colin Ross. Arieti reseña el artículo de 1948 de Frieda Fromm-Reichmann sobre las madres “esquizógenas” y llega a la tentativa conclusión que en su experiencia clínica sólo el 25 por ciento de las madres de esquizofrénicos concordaban con tal imagen. Sin embargo, añade que sólo en una minoría de los casos de esquizofrenia “el hijo es capaz de retener una imagen maternal buena”. Arieti también menciona el trabajo de Theodore Lidz, otro autor del modelo del trauma sobre la esquizofrenia. Al igual que Lidz, Arieti enfatiza la debilidad del padre del paciente esquizofrénico en los roles parentales. En palabras de Arieti:

En la primera edición de este libro describí una constelación familiar [...] cuando una madre regañona y hostil, que no le da oportunidad alguna al hijo de ser sí mismo, se casa con un hombre dependiente y alfeñique, muy débil para defender al niño [...]. En estas familias el padre débil [...] se vuelve antagónico y hostil hacia los hijos porque desplaza el enojo que siente por la esposa hacia los hijos, ya que la esposa es demasiado fuerte para convertirse en un blanco.

Los roles pueden estar revertidos cuando el cónyuge dominante es el padre. Arieti estaba convencido que cada caso de esquizofrenia es representativo de situaciones humanas en que algo salió extremadamente mal. “Si lo ignoramos, nos volvemos sordos al profundo mensaje que el paciente está tratando de transmitir”. Por ejemplo, acerca de uno de sus pacientes Arieti declaró que “su adolescencia fue un crescendo de frustración, ansiedad y lesión a su autoestima”. Arieti también mencionó el caso de un paciente catatónico que, después de introyectar la conducta devoradora de la madre, creía que al moverse causaría estragos. .C3.B3n_.28signos_y_s.C3.ADntomas.29 |catatonia]] no es una enfermedad biológica, sino más bien un trastorno de la voluntad.

En la tercera parte de Interpretación de la Esquizofrenia Arieti describe cómo a pesar de sus esfuerzos de mantenerse en la realidad, las defensas del paciente finalmente sucumben. Cuando el paciente “no puede cambiar la insoportable situación respecto a él, tiene que cambiar la realidad”. Arieti examina el mundo interno del esquizofrénico.

Para Arieti, cuando un paciente declara que él es Jesús está compensando un sentimiento de extrema humillación en casa. El esquizofrénico paranoide, explica Arieti, recurre a la “causalidad teleológica” (animismo) para entender el mundo. Arieti escribe que cualquier cosa que le ocurra al paciente es interpretado como deseado por alter egos del paciente. En la causalidad teleológica determinista, si los acontecimientos de la Naturaleza no fueran volitivos simplemente no ocurrirían. En la proyección paranoide, el esquizofrénico saca de su yo una parte desagradable y la ve en el mundo. En Interpretación de la Esquizofrenia Arieti ilustra toda la construcción teórica expuesta arriba con casos concretos de su experiencia clínica como psiquiatra.

Arieti afirmaba que en cada caso de esquizofrenia que estudió encontró severa perturbación familiar. Cuando el paciente idealiza al padre, la idealizada imagen del padre es mantenida en la mente del paciente a costa de una intolerable imagen de sí mismo. Arieti especula que la psicosis sólo inicia cuando la imagen malévola del padre se transforma “en un otro acosador”. El padre o los alter egos del padre entran en la mente acusando al paciente de “niño malo” u otras acusaciones equivalentes en voces que sólo el paciente adulto escucha.

Desde los años 1980 hasta los principios del siglo XXI los modelos biopsiquiátricos acapararon la profesión. La investigación actual del trastorno se enfoca en la neurobiología. Enfoques psicológicos de la esquizofrenia como el de Arieti son minoritarios.

Arieti inicia su libro aseverando que es difícil definir la esquizofrenia. Se pregunta si la esquizofrenia es una enfermedad y responde en negativo, dado que el trastorno no es comprensible bajo el criterio clásico de Rudolf Virchow sobre patología celular (esto puede decirse incluso en el siglo XXI a pesar de los avances en neurociencia). Aunque la cantidad de quienes buscan una base biológica de la esquizofrenia es mucho mayor que quienes siguen una línea psicológica, Arieti comparte el punto de vista minoritario. Cree que la esquizofrenia es una manera irreal de representar tanto al yo interno como a la realidad empírica, y elogia al psiquiatra Adolf Meyer por subrayar la importancia de los factores psicológicos en la etiología de la esquizofrenia. Arieti también menciona que Freud sintió que en la esquizofrenia la relación del paciente con la gente se encuentra lisiada (una observación que se asemeja a lo que actualmente se llama autismo).

El modelo del trauma de los trastornos mentales

 
 

Los modelos del trauma de los trastornos mentales enfatizan los efectos del trauma psicológico, especialmente en la infancia o adolescencia, como un factor clave en el desarrollo de gran parte de las enfermedades mentales. Los modelos del trauma se basan generalmente en que las experiencias traumáticas en el hogar son más comunes y serias de lo que generalmente se cree. Tales modelos se asocian con los hallazgos de John Bowlby, quien desarrolló la teoría del apego. Además, hay un considerable cuerpo de evidencia que sustenta la conexión entre las experiencias tempranas de malos tratos con problemas posteriores (Cassidy & Shaver, 1999). En los años 1960 los modelos del trauma se asociaron a la psicología humanista y laantipsiquiatría, especialmente en lo que respecta al entendimiento de la esquizofrenia y el rol de la familia. Los trastornos de la personalidad también han sido considerados bajo esta perspectiva. En términos generales, los modelos del trauma se presentan como contraparte a una psiquiatría de la que, se dice, se encuentra demasiado enfocada en la genética, la neuroquímica y lamedicación.

En los años 40, 50, 60 y 70 varios profesionales de la salud mental, mayoritariamente psiquiatras, propusieron modelos de trauma para entender la esquizofrenia: Harry SullivanFrieda Fromm-ReichmannTheodore LidzGregory BatesonSilvano ArietiRonald Laing y otros. Estos profesionales sostenían que la esquizofrenia viene inducida por experiencias vividas en familias profundamente perturbadas. En los años 1950 la teoría de Sullivan sobre la esquizofrenia consistía en que ésta estaba ligada a las relaciones interpersonales, y era ampliamente aceptada en los Estados Unidos. Aunque el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales o DSM no establece que la etiología específica de la esquizofrenia y otras psicosis serias haya sido determinada, los modelos psicogénicos propuestos por estos investigadores ya no están en boga dentro de la profesión psiquiátrica. A partir de los años 1960 los tratamientos farmacológicos desplazaron gradualmente a los enfoques psicológicos, y alrededor de los años 1980 la teoría de que las dinámicas familiares podrían estar implicadas en la esquizofrenia se convirtió en un tabú(Hahlweg y otros 2000). Antes de su muerte, en 2001, a la edad de noventa años, Lidz, uno de los principales defensores de la teoría psicogénica de la esquizofrenia, lamentaba que la investigación actual en biopsiquiatría esté buscado en el lugar equivocado.1 Al igual que Lidz, Laing mantuvo hasta su muerte que la causa tanto de las personalidades esquizoides como de la esquizofrenia tenía que ver con los aspectos morbógenos en las relaciones familiares.

En 1975 Silvano Arieti ganó el Premio Nacional de Escritura en el ámbito científico por su libro Interpretación de la Esquizofrenia, que presenta un modelo psicológico para entender todas las variantes regresivas de la psicosis. Según investigaciones más recientes, el abuso infantil en el hogar juega un papel causal en la depresión, trastorno de estrés post-traumático, desórdenes alimenticiostrastornos adictivos y los trastornos de personalidad múltiple (Kenneth S. Kendler y otros 2000). Cuanto más grave sea el abuso, más probable será que aparezcan síntomas en la vida adulta (Mullen y otros 1993). En el ámbito psiquiátrico mayoritario se parte de la hipótesis que el abuso infantil está poco relacionado con las psicosis más graves, como la esquizofrenia. Sin embargo, algunos profesionales de la salud mental mantienen que las psicosis están más íntimamente relacionadas con este tipo de abuso que las neurosis (Davis, Burdett y otros 2004).

Los críticos del modelo del trauma argumentan que la lógica por la cual se afirma que un trauma infantil causa enfermedad mental adolece de un fallo grave. Si esta afirmación fuese cierta, debaten los críticos, el abuso a millones de niños debería haber originado muchos casos de enfermedad mental, pero no hay evidencia de esto. Silvano Arieti respondió a esta objeción observando que las únicas personas ante las cuales los seres humanos son vulnerables de jóvenes, son aquellas a las que están ligados emocionalmente en su infancia. Un fragmento deInterpretación de la Esquizofrenia, publicado inicialmente en 1955, arroja luz sobre el núcleo del modelo del trauma:

Antes de nada, debemos repetir aquí lo que ya hemos mencionado […], que en el caso de circunstancias en las que exista un peligro externo obvio, como las guerras, catástrofes, u otras adversidades que afectan a la colectividad, no se genera el tipo de ansiedad que daña al yo interno, por lo tanto, estos sucesos no favorecen en sí mismos la esquizofrenia. Incluso la pobreza extrema, la enfermedad física, o las tragedias personales, no conducen necesariamente a la esquizofrenia, a menos que tengan consecuencias psicológicas que dañen el yo interno. Incluso hogares rotos por defunciones, divorcios o abandonos pueden ser menos destructivos que hogares donde ambos progenitores están vivos, conviven bajo el mismo techo y se dedican a socavar el concepto que el niño tiene de sí mismo.

La primera edición del tratado de Arieti fue traducida al castellan por Editorial Labor en 1965.

Los psicohistoriadores, que estudian los diversos tipos del maltrato a niños a lo largo de la historia, presentan modelos del trauma sobre personalidades esquizoides, narcisistasmasoquistas, limítrofes, depresivas y neuróticas.2

Basándose en descripciones de registros históricos, la gráfica de abajo muestra las etapas históricas, o "psicoclases", en que los psicohistoriadores creen que formas graduales de maltrato infantil se han desarrollado, cada vez menos abusivas, en las naciones más avanzadas. La gráfica no se aplica a las sociedades prehistóricas. Tampoco se aplica al mundo griego y romano, donde hubo una gran variación de prácticas en puericultura. Las principales formas de crianza de niños, descritas por Lloyd deMause son:

Image-Evolution of psychogenic modes.png

Con la excepción de la "forma de ayuda" (marcada de amarillo arriba), para los psicohistoriadores estas formas de crianza se relacionan con los principales trastornos psiquiátricos, como puede apreciarse en la siguiente Tabla de Personalidades Históricas:

Forma de crianza Personalidad Madre/Dios
Mundo Tribal y Mundo Antiguo : Infanticidio
Esquizoide
Devora, seduce y mata al niño (Sacrificio: A espíritus [alter egos])
Narciso
Mundo Cristiano : Abandono Masoquista Abandona al niño que la quiere (Sacrificio: Autotortura)
Edad Media : Ambivalente Limítrofe Domina, pega, y adora al niño (Sacrificio: Apego servil)
Renacimiento : Intrusión Depresivo Disciplina al niño obediente (Sacrificio: Obediencia)
Moderno : Socialización Neurótico Manipula al niño (Sacrificio: Separación incompleta)
Posmoderno: Ayuda o apoyo Individuado Profesa fe en el niño y lo ama (No hay sacrificio del yo verdadero)

Según la teoría psicohistórica, cada una de las psicoclases ilustradas arriba coexiste en el mundo de hoy día: desde las formas más abusivas de crianza en algunas tribus de las islas deOceanía y de la Selva Amazónica, hasta las formas más evolucionadas en Suecia.

Nuevas tendencias[editar · editar código]

La expresión "modelo del trauma" fue acuñada por el psiquiatra Colin Ross para resolver el problema de la morbosidad colateral en el campo de la salud mental (Ross 2000). Un cuadernillo informativo que se da a pacientes ingresados en el Instituto Ross del Trauma Psicológico describe la base del modelo del trauma con términos de sentido común:

El problema que muchos pacientes afrontan es que no crecieron en una familia normal, razonablemente saludable. Crecieron en una familia incoherente, abusiva y traumática. Las mismísimas personas hacia las que se dirigía el apego del niño para sobrevivir eran también los perpetradores de malos tratos que lo lastimaron feamente […]. El conflicto básico, el dolor más hondo y la causa más profunda de los síntomas es el hecho de que la conducta de mamá y papá duele, no encaja y no tiene sentido.

En Esquizofrenia: Un Enfoque Innovador de su Diagnóstico y Tratamiento (2004), Ross afirma que algunos pacientes diagnosticados con esquizofrenia tenían síntomas relacionados con lostrastornos de personalidad múltiple, que Ross y otros colegas suyos creen que tienen que ver con abusos y malos tratos a sus pacientes.

Por otra parte, la psicóloga Alice Miller ha puesto a futuros progenitores y antiguas víctimas al tanto de las desastrosas consecuencias que tiene el abuso infantil. De los proponentes del modelo del trauma, Miller es la autora que más señala a los padres como los responsables de los trastornos de los hijos, en que incluye estados no psiquiátricos como caer presa de alguna secta. La introducción a su primer libro, El drama del niño dotado publicado en 1979, contiene un párrafo que resume su perspectiva:

La experiencia nos enseña que, en la lucha contra las enfermedades psíquicas, únicamente disponemos, a la larga, de una sola arma: encontrar emocionalmente la verdad de la historia única y singular de nuestra infancia”.

John Modrow, un ex paciente esquizofrénico que se recobró de su perturbación, ha refrendado el enfoque de los pioneros de los modelos del trauma, especialmente el de Harry Sullivan, y el rol que juegan los padres en la caída emocional de un hijo.

La contrahipótesis biologicista[editar · editar código]

La psiquiatría biologicista desecha los modelos exclusivamente de trauma. En su lugar, la mayoría de los psiquiatras afirman que lo que desencadena los trastornos mentales son complejos factores genéticos en interacción con factores del entorno. Actualmente, la profesión psiquiátrica considera que las circunstancias familiares durante la infancia temprana son prácticamente irrelevantes (Johnstone 1993). Según algunos críticos, la meta del tratamiento psiquiátrico moderno no consiste en entender cómo los progenitores pudieron haber generado en parte el problema o cómo puede resolverse dicho problema mejorando la relación, sino reducir la carga que una crisis psicótica supone para la familia medicando al individuo trastornado. Tal y como dos investigadores del trauma lo han expresado: "la ideología del reduccionismo biológico" en psiquiatría consiste en "exculpar a la familia" (Aderhold y Gottwalz 2004).

Además de Aderhold y Gottwalz, el reduccionismo biopsiquiátrico en boga en nuestros días está siendo cuestionado por otros profesionales en salud mental.

Maltrato Infantil, Abuso de niños

¿QuéMaltrato Infantil, Abuso de niños

¿Qué es?
Humillaciones, palizas y golpes, bofetadas en la cara, la traición, la explotación sexual, burlas, negligencia, etc son todas las formas de maltrato, porque dañan la integridad y la dignidad de un niño, aunque sus consecuencias no son visibles de inmediato. Sin embargo, como los adultos, los niños que más se abusa sufrirán, y dejar que otros sufren de estas lesiones. Esta dinámica de la violencia puede deformar algunas de las víctimas en verdugos que toman venganza, incluso en naciones enteras y se convierten en ejecutores dispuestos a dictadores como indeciblemente terrible como Hitler y otros líderes crueles. Los niños batidos muy pronto asimilan la violencia que sufrieron, que glorifiquen y aplicar después los padres, en la creencia de que merecían el castigo y fueron golpeados por amor. Ellos no saben que la única razón de los castigos que tienen (o en retrospectiva, tenía) que soportar el hecho de que sus propios padres sufrieron y aprendieron la violencia sin poder cuestionarlo. Más tarde, los adultos, los niños víctimas de abusos, una vez que golpean a sus propios hijos y con frecuencia se sienten agradecidos a sus padres que los maltrataban cuando eran pequeños e indefensos.
Esta es la razón por la ignorancia de la sociedad sigue siendo tan inmuebles y los padres continúan produciendo dolor intenso y destructividad - en todos "buena voluntad", en cada generación. La mayoría de las personas toleran a ciegas, porque los orígenes de la violencia humana en la infancia han sido y siguen siendo ignorados en todo el mundo. Casi todos los niños pequeños se olían durante los tres primeros años de vida, cuando empiezan a caminar y tocar los objetos que no pueden ser tocados. Esto sucede exactamente en el momento en que el cerebro humano construye su estructura y por lo tanto debe aprender la bondad, la sinceridad y el amor, pero nunca, nunca, la crueldad y la mentira. Afortunadamente, hay muchos niños maltratados que se encuentran "testigos" que ayudan y pueden sentirse amado por ellos.
 

 es?

Humillaciones, palizas y golpes, bofetadas en la cara, la traición, la explotación sexual, burlas, negligencia, etc son todas las formas de maltrato, porque dañan la integridad y la dignidad de un niño, aunque sus consecuencias no son visibles de inmediato. Sin embargo, como los adultos, los niños que más se abusa sufrirán, y dejar que otros sufren de estas lesiones. Esta dinámica de la violencia puede deformar algunas de las víctimas en verdugos que toman venganza, incluso en naciones enteras y se convierten en ejecutores dispuestos a dictadores como indeciblemente terrible como Hitler y otros líderes crueles. Los niños batidos muy pronto asimilan la violencia que sufrieron, que glorifiquen y aplicar después los padres, en la creencia de que merecían el castigo y fueron golpeados por amor. Ellos no saben que la única razón de los castigos que tienen (o en retrospectiva, tenía) que soportar el hecho de que sus propios padres sufrieron y aprendieron la violencia sin poder cuestionarlo. Más tarde, los adultos, los niños víctimas de abusos, una vez que golpean a sus propios hijos y con frecuencia se sienten agradecidos a sus padres que los maltrataban cuando eran pequeños e indefensos.

Esta es la razón por la ignorancia de la sociedad sigue siendo tan inmuebles y los padres continúan produciendo dolor intenso y destructividad - en todos "buena voluntad", en cada generación. La mayoría de las personas toleran a ciegas, porque los orígenes de la violencia humana en la infancia han sido y siguen siendo ignorados en todo el mundo. Casi todos los niños pequeños se olían durante los tres primeros años de vida, cuando empiezan a caminar y tocar los objetos que no pueden ser tocados. Esto sucede exactamente en el momento en que el cerebro humano construye su estructura y por lo tanto debe aprender la bondad, la sinceridad y el amor, pero nunca, nunca, la crueldad y la mentira. Afortunadamente, hay muchos niños maltratados que se encuentran "testigos" que ayudan y pueden sentirse amado por ellos.

http://www.alice-miller.com

http://es.wikipedia.org/wiki/Interpretaci%C3%B3n_de_la_Esquizofrenia_(libro)

http://es.wikipedia.org/wiki/El_modelo_del_trauma_de_los_trastornos_mentales

 

Contacto

María del Carmen

609458688 idrisazzahra@gmail.com